EL ELECTROCASH EXTREMADURA DESPIDE LA SUPERLIGA CON UNA DERROTA EN MELILLA POR 3-1

Terminó su periplo el Electrocash Extremadura por la Superliga 1 tal y como lo empezó. Nueva derrota en un encuentro que comenzó muy bien para los cacereños que realizaron un buen trabajo, destacando las numerosas defensas de Jorge Gómez y que, fue perdiendo fuelle a medida que se sucedían los sets, aunque nunca bajaron los brazos por intentar ganar el partido, para terminar muriendo en la orilla como en tantas ocasiones durante, de la ya terminada, temporada.

Septeto inicial: Josele Acedo, Hugo Bravo, Bruno Rubbo, Roberto Ortiz, Andrés Cano, Jorge Gómez y Javier Trujillo.

Comenzó muy bien Electrocash Extremadura el encuentro, casi sin cometer errores, excepto algún saque y rápido tomó ventaja en el marcador, lo que obligó al entrenador local a pedir tiempo con 4-9 para cortar el ritmo de los cacereños. Táctica que dio su resultado ya que con un parcial de 5-0 lograron igual el electrónico a 10 -10. Pero fueron los de Rocha los que llegaban por delante al tiempo técnico 11-12 y volvieron a tomar las riendas del set, con Bruno Rubbo y Jorge Gómez como estiletes en el ataque, que terminarían adjudicándose este primero por 22-25.

Cambiaron las tornas en el inicio del segundo de los sets, ya que esta vez fueron los melillenses los que tomaban una importante diferencia en el marcador,con un parcial de 5-0 en la primera rotación de saques. Se llegó al tiempo técnico con 12-8 con los cacereños remando contracorriente para intentar recortar esta diferencia, pero fue un esfuerzo inútil ya que Melilla no dejaría pasar la oportunidad de apuntarse el segundo por un claro 25-19

En el tercero dio entrada en la cancha el entrenador del Electrocash Extremadura a Joaquín Monteagudo y Francisco Fernández, por Roberto Ortiz y Javier Trujillo. El inicio más igualado de los sets disputados hasta ahora hacía que se llegase al tiempo técnico con 12-10 para los locales. Pero metieron otra velocidad más los pupilos de Salim y volvían a poner 5 puntos diferencia en los tanteadores, lo que obligó a Raúl Rocha a pedir tiempo para dar instrucciones a sus jugadores. Salió de nuevo a la pista Javier Trujillo, esta vez para hacer las funciones de colocador y dar así un descanso al capitán Josele. Finalmente C.V. Melilla se hizo con la tercera manga por 25-18.

Con el mismo septeto del inicio del partido comenzó el cuarto set el Electrocash Extreadura. Mucha igualdad en el inicio del cuarto. Los puntos de Bruno Rubbo, espectacular en esta última manga el brasileño, hacían que el Electrocash no permitiese a Melilla distanciarse, aunque llegasen con un punto de ventaja al tiempo técnico 12-11. Pero los locales querían despedirse de su afición con una victoria y resolvieron el cuarto con 25-22 final.